La seguridad del iPhone es tan mala que hackear Android ahora es más rentable


La seguridad del iPhone es mala. Tanto como para que a los profesionales dedicados a explotar vulnerabilidades de iOS les compense más volver a pasarse a Android dado el elevado número de problemas encontrados en el sistema operativo de Apple que no ha hecho más que atraer a más y más hackers para obtener «recompensas».

Así lo pone de manifiesto Sofpedia, quien revela que el número creciente de exploits descubiertos por los investigadores de todo el mundo nos recuerda una vez más que no existe el teléfono perfecto y que el mantra mantenido siempre por los fans de Apple que que el iPhone es mucho más seguro que un móvil Android, ha dejado de ser cierto desde hace mucho tiempo.
Es verdad que hace años el iPhone estaba considerado como un teléfono casi inexpugnable. El número de exploits dirigidos a los dispositivos de Apple era extremadamente pequeño y cada vez que se descubrían nuevas vulnerabilidades o fallos que se pudieran aprovechar, la compañía americana lanzaba inmediatamente un parche que echaba por tierra las esperanzas de los hackers.

Android… ¿Más seguro que iOS?

Esta noticia llega justo después de que Google alertara del mayor hackeo en la historia del iPhone. Los expertos del sector afirman que la remuneración de trabajar en los exploits para el iPhone se ha reducido significativamente en los últimos meses y, por primera vez, se pagan menos que las destinadas a los dispositivos Android. Según una empresa dedicada a comercializar exploits tanto para iOS como para Android, «la avalancha de hacks para iPhone a la que estamos asistiendo en estos días hace que sea más rentable trabajar en buscar expolies y vulnerabilidades en Android».

El mercado ataques Pero Day está inundado tras descubrirse los diferentes fallos presentes en Safari y en iMessage. A raíz de ello una gran cantidad de investigadores de seguridad han dejado de lado su trabajo en android y han comenzado a enfocar sus labores en iOS a tiempo completo.

De hecho el responsable de la empresa Zerodium afirma que en la actualidad la seguridad del iPhone es tan mala que existen en el mercado de hacks tantos expolits para el teléfonoo de Apple que no pueden hacer otra cosa mas que rechazar algunos de ellos.
A nivel de cifras hoy en día, puesto que trabajar en Android es más complejo, un trabajo para explotar la plataforma de Google tiene un valor de 2,5 millones de dólares, mientras que una vulnerabilidad iPhone se queda por debajo de esta cifra.
El artículo La seguridad del iPhone es tan mala que hackear Android ahora es más rentable se publicó en MovilZona.