✅ ✅ Como castigo, padre toma el control de redes sociales. Y es más popular que su hija

➡️➡️¡MIRA ESTA NOTICIA!💥💥

Una niña de 15 años eligió dejar que su padre tome el control de sus redes sociales como castigo. Obviamente, se arrepintió rápidamente de la decisión cuando, su padre, publicó una serie de divertidas fotos y videos.
Madelynn, de 15 años, fue sorprendida ayudando a unos compañeros a ingresar a su casa para hacer una fiesta de pijamas. Obvio, no tenía la autorización de los padres. Es por ello que fue castigada.

Tawnya Ford y Larry Sumpter dejaron que su hija decidiera su propio destino: un mes sin teléfono celular o una condena mucho más reducida: dos semanas sin teléfono, pero sus padres tendrían la libertad de usar sus redes sociales.
Al elegir este último, la estudiante de secundaria de Texas ha visto a su padre publicar selfies en Instagram con la leyenda: “me sentí lindo, podría borrarlo más tarde ” o bailar en TikTok con una blusa corta y pantalones cortos de jean.

Pero no todo son malas noticias para Madelynn, que ha visto aumentar drásticamente su popularidad en sus redes sociales con los fanáticos desesperados por mantenerse al día con las payasadas de Larry.
La madre Tawnya dijo: “Después del primer día, Madelynn dijo: “Cambié de opinión, elijo el mes”.
Larry (su padre) le dijo: “No, estoy demasiado interesado. Tengo demasiadas ideas. Nos quedamos con las dos semanas”.
El padre incluso se ha vuelto popular entre los compañeros de clase de su hija, quienes regularmente revisan sus actualizaciones de Snapchat.

Avergonzar a Madelynn en la escuela no es nada nuevo para Larry, ya que el gerente de construcción comercial a menudo la recogió vestida como la mascota de la escuela con la música a todo volumen para asegurarse de que todos los ojos estén puestos en ella.
Cuando comenzó el castigo por la pijamada, el hombre de 43 años publicó una foto de su hija estudiando en su habitación con la leyenda: “Esta es Maddi. Y Maddi quedó castigada”.

Desde entonces, sus cuentas se han inundado con fotos de su padre vestido con su ropa, cantando en su automóvil y grabando un video para dar consejos sobre cómo correr.
Se ganó una legión de fanáticos en las redes sociales, y otros padres prometieron usar el mismo castigo con sus propios hijos.